¡Ay, que yo también quiero una Raspberry Pi!

– ¡Y yo, y yo! ¿Qué hacemos?

– IR A COMPRARLA, COÑO. QUE VALE VEINTICINCO DÓLARES SÓLO.

– Vamos vamos. Err… espera, espera. ¿Cómo que veinticinco dólares? ¿Qué? ¿Esto qué es? ¿Cómo vale tan poco?

– NO LO SÉ, ME DA IGUAL. SON 25 DÓLARES, QUE EN EUROS SON MENOS, Y SEGURO QUE ES BARATÍSIMO, PONEDME QUINIENTAS. QUÉ DIGO, TRESCIENTOS MIL MILLONES DE TRILLONES DE ASDGKLASDFLAKSDF

– Calla joder. Si no sabemos ni qué hace ni qué lleva ni ná de ná.

– Explícanos, anda.

La Raspberry Pi es una tarj… un microordenad… un algo del tamaño de una tarjeta de crédito. Lleva un procesador ARM a 700MHz y una tarjeta gráf… una GPU VideoCore IV. Según los que la hacen, el rendimiento es comparable al de una Xbox 1. No es que sea poca cosa; todos recordamos esos geniales juegos de la Xbox 1 que… bueno, no, ya no los recordamos, pero vamos, que estaba bien la cosa.

– Hmm, vaya mierda ¿no?

– Cállate ya, bocazas, que vale 25 dólares. Que eres un bocazas. Qué cojones esperas.

– ¿Y esto pa qué sirve? Si es un ARM. A mí me parece que lo único que hay en ARM así en la vida cotidiana son los routers. Y algunos móviles, pero no voy a ponerme el pedazo ese de placa en la oreja para hablar por la calle.

– Si es que no tienes ni idea. Pero ni puta idea, macho.

Linux, el kernel, funciona sobre ARM. Y, por ende, hay varias distribuciones que te hacen el favor: Debian (ugh), Arch Linux… y por otro lado, está visto que Windows 8 tendrá versión en ARM.

– No me jodas tío. Si tengo un puto dual core y Windows 7 se arrastra, ¿cómo iba a funcionar Windows 8? Venga, venga.

– ¿Que se te arrastra Windows 7 en un dual core? Imbécil es lo que eres. Debes tener como mil virus y bichos raros ahí metidos.

– Ay, yo qué sé. De todos modos creo que Debian con Openbox debe ir como una bala.

(risas de fondo)

– ¿Qué? ¿Es que porque use Openbox tengo que ser raro?

– Sí. ¿Eres virgen?

– ¿Qué?

– Callaos ya, joder. ¿Cuánta RAM lleva esto? Porque mucho hablar de procesador y gráfica pero de RAM nada.

Pues verás. Hay dos versiones: la A (que es la famosa que vale 25 dólares) y la B (que vale 35). La A lleva 128 MB y la B, 256 MB.

– Ahí es ya cuando no va Windows, ¿no? La versión de 32 bits requiere un giga de RAM y la de 64 bits requiere dos… ¿cuántos bits tiene el ARM éste?

– ¿Y qué más dará? No va ni de lejos. Bueno, le podemos poner Windows XP y ya.

– Pero qué coño dices, si XP no tenía versión de 32 bits. Quiero decir, versión ARM.

– Pero tenía versión ia64. Igual eso funciona, ¿no?

– Vamos a ver, subnormal. Qué tendrá que ver una cosa con la otra.

– Silencio, cojones. Que vale 25 dólares, o 35 dólares, me estoy liando ya.

– Ahm. ¿Oye y lo que yo quiera guardar dónde va? O sea, alguna memoria estática llevará ¿no?

La lleva, la lleva. Bueno, no. Lleva un lector de tarjetas SD, pero la tarjeta SD no viene incluida. Ahí irá el sistema operativo, el cual habrás de instalar tú. Dieciséis gigas de memoria estarían mucho más que bien, y tampoco es que sean caros del todo. Desde un ordenador puedes instalar lo que te dé la gana en la tarjeta y luego a correr.

– Ay mola. Entonces ¿le puedo poner más RAM también?

Me temo que no. Pero nadie te impide particionar la tarjeta de memoria y ponerle swap, o incluso montar un archivo de swap desde dentro del sistema de archivos sin particionar siquiera.

– Qué coñazo. ¿Y si quiero que me la instale alguien? Jooooooo.

Bueno, también se venderán tarjetas SD con la Raspberry Pi con una Fedora preinstalada. Y es de suponer que, en poco tiempo, aparecerán mil imágenes de distintas distribuciones o sistemas operativos que se podrán volcar a la tarjeta sin mucha molestia. De Android, por poner un ejemplo factible.

– ¿Y eso luego cómo lo pilotas?

– ¿Pilotar? ¿Qué coño dices?

– Que sí hombre, manejarla, ya sabes, usarla en el día a día. Porque si la tienes que tener enganchada todo el rato a otro ordenador, pa qué la quieres.

– Ah, sí, ya. A ver dinos, ¿cómo? ¿Cómo?

Pues muy fácil, la Raspberry Pi viene con un puerto USB 2.0.

– Ehm, espera. ¿Cómo que UN puerto USB? ¿Tú estás tonto? ¿Y qué hago yo?

– No seas paleto, tío. ¿Los USB no tenían como ladrones? Lo que pasa es que no me acuerdo de cómo se llamaban.

Hubs, se llamaban hubs. Y se pronuncia «jabs», listillos. Lo que necesitas es un hub como éste.

– Bueno, así podrás ponerle teclado y ratón y todo. Jo, qué cuco. Hasta el ratón sería más grande que el ordenador.

– Sí. Oye, ahora que lo pienso, ¿y la red? ¿Lleva tarjeta de red?

– Joder, qué dices. Si la tarjeta de red debe ser más grande que la propia tarjetita ésa.

Que sí, hombre, que sí que lleva. Pero sólo la versión B.

– ¿Quéeeeeee? Entonces, si me compro la A, ¿no tengo conectividad? Qué mierda ¿no?

– Ahora me vas a decir que no sabes que hay tarjetas de red, tanto ethernet como inalámbricas, que funcionan por USB.

– Ay calla, es verdad. Y, además, la A tiene USB.

– Oye y a todo esto, mucha gráfica pero ¿cómo tengo que enchufar el monitor, al USB?

– ¿Hay monitores por USB? Joder, qué modernez.

– Ah no lo sé. Lo he supuesto. Hay todo por USB. Hasta neveritas creo.

– Cómo va a haber neveras por USB, si eso debe llevar poquísima corriente.

– Pues yo creo que sí. Calla, que lo busco.

– Os estáis yendo por las ramas.

A ver a ver. Que tiene salida. Tiene una salida HDMI. De puta madre, ¿eeeeh? Vídeo en alta definición.

– ¿Cómo que de puta madre? Tío, mi monitor es viejuno, tiene VGA sólo.

– Y el mío no es viejuno, joder, es un tefeté de ésos tan modernos, pero lo que tiene es un DVI. Y yo que cuando lo compré pensaba que era el último grito.

– No os quejéis, que yo la tarjetica ésta la quiero para la tele y en ella sólo tengo S-VIDEO.

Pero tranquilizaos, coño. Que hay conversores para todo. Mira, por ejemplo, aquí tenéis uno para VGA.

– Bua tío, ¿pero tú has visto el precio? Joooooooder. Me lo estoy pensando.

– Yo me tengo que ir. Me voy. Adiós.

Hala hala, exageraos. No querríais que pusieran una salida VGA, ¿no?

– Es verdad. Eso está muy anticuado, coño. Es analógico y todo creo.

– Que no. No tienes perdón de Dios. Anda, vámonos.

Caaaaaaalla, coño. Que también tiene salida RCA, ¿vale?

– Joder, haberlo dicho antes.

– ¿RCA? Eso se debe ver mal de cojones.

– Pero es barato. Mira lo que vale un conversor RCA – VGA.

– Bien.

– Oye, ¿y esto come del aire? ¿Va a 220 voltios?

– Lo dudo.

Pues no. Para andar, necesita una entrada de 5 voltios por microUSB, y no viene incluida. Por ejemplo, ésta podría valer, suponiendo que el enchufe fuese europeo, claro. También podrías comprar el enchufito con la Raspberry, a un precio aún desconocido.

– ¿No son ya muchas cosas? Joder, qué caro se está haciendo. De veinticinco pavos hemos pasado a… a… a no sé. Pero se está alargando cosa mala.

– Y el post también se está alargando. Despabila, tío, que se te duerme la gente.

Ehm, vale. Ya iba a acabar. Pero no sin antes hacer un resumen de lo que cuesta todo. A ver cómo meto una tabla en el WordPress.

– Ya veréis. La va a liar el tonto.

Que no, coño. Supongamos que compramos la B, porque si bien el ethernet nos da igual, pues 128 megas de RAM se nos antojan cortos.

– Lo son.

Cosa                                         Dólares                      Euros
Raspberry Pi $35 26,10€
Tarjeta de memoria $20,50 15,30€
Hub USB $3,20 2,40€
Conversor HDMI – VGA $31,60 23,60€
Fuente de alimentación $5,24 3,90€
Total $95,54 71,32€

Ehm…

– Ahí debe haber algo mal. Que eran 25 dólares nada más.

– Pues no. Lo he revisado y está bien. ¿Qué hacemos?

– Usamos la salida RCA y ya está. Si es que lo del conversor es lo que más vale. Es de atrasaos.

Cosa                                         Dólares                      Euros
Raspberry Pi $35 26,10€
Tarjeta de memoria $20,50 15,30€
Hub USB $3,20 2,40€
Conversor RCA – VGA $2,81 2,10€
Fuente de alimentación $5,24 3,90€
Total $66,75 49,80€

Joder.

– Vaya pufo tío, vaya pufo.

Pues a mí no me miréis. Yo sólo estoy aquí para explicar.

Anuncios

4 Responses to “¡Ay, que yo también quiero una Raspberry Pi!”


  1. 1 emeritoaugusto 28/02/2012 en 1:05

    Interesante …

  2. 2 david dr 01/03/2012 en 0:51

    pues a aprender a configurar debian , por que no es lo mas sencillo precisamente…..

  3. 4 _cat 05/03/2012 en 20:49

    “- ¿Hay monitores por USB? Joder, qué modernez.”

    xDDDDDDDDDDDDD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: